sábado, 2 de mayo de 2009

Gripe Porcina/Influenza A H1N1: De la Alarma a la Confusión


Por: Níkolas Stolpkin

Pareciera ser que Occidente busca desesperadamente controlar, a cualquier costo, a las clases oprimidas sabiendo de antemano los pronósticos de estallidos sociales que se auguraban conforme la Crisis Capitalista avanzara.

Los ideólogos imperialistas “inteligentemente” vaticinaron las consecuencias que podría llevar el avance de la Crisis. Por lo que no se debía esperar mucho tiempo para ver los movimientos de pieza que las circunstancias obligaban.

Dentro de dicho marco muy bien podría caber lo que hoy está sucediendo; no pueden ser más que movimientos desesperados de pieza. Es muy sospechoso que en medio de la Crisis Mundial Capitalista se presente la amenaza de una “epidemia mundial” como la que ya conocemos. La famosa “Gripe Porcina” prácticamente ha venido en auxilio del moribundo sistema Capitalista. ¡¡¡Ni la propagación del SIDA ha tenido tamaña difusión!!! Y eso que cada año mueren en muchas partes del mundo cantidades muy superiores a las que estamos conociendo.

Visto desde un ángulo particular podemos ver que es la oportunidad de “oro” que tiene el Capitalismo para poder reestructurar los mecanismos de Control Social ante un eventual desborde social.

No es para asombrarse el que ya estén ajustando los mecanismos de control que posee cada país, aprovechándose del pánico. México podría ser un “ejemplo”. Si podemos observar un poco, por debajo de todo este espectáculo de la “Gripe Porcina”, la clase política dominante de México, pareciera que se está dando un festín con aprobaciones de leyes que sólo busca beneficiar a las clases dominantes de México y tener con estas un mayor control sobre la población; no busca en ningún caso beneficiar al pueblo mexicano.

(Nota 1: Entre las leyes se encuentra la Ley de Policía Federal, la cual se la estaría facultando para la escucha de llamados telefónicos y la intervención de comunicaciones vía Internet; leyes que buscan poner tras las rejas por 20 años a quien atente contra la “seguridad” de funcionarios públicos y candidatos a cargos de elección popular; leyes que buscan mayor poder para el Poder Ejecutivo como el decretar “estados de emergencia” en caso de “actos” que pusieran en peligro el orden y la paz pública; ¡¡¡leyes que aprueban la intervención militar en caso de “sublevaciones”!!!; etc.)


Occidente necesita desesperadamente salir a flote y para lograrlo habrá de hacer “maravillas”

Según las pasadas “Previsiones del FMI”, los pronósticos para las principales potencias occidentales no fueron muy favorables. Todo parece indicar que se mueven a terrenos muy negativos. Y cuando eso se indica, significa que ello habrá de traer consecuencias desfavorables para las clases trabajadoras y, por qué no, para las clases dominantes, lo que habrá de traducirse en cesantía y desesperación junto a una mayor Conciencia de Clase por parte de la clase trabajadora. Esto último es lo que le aterroriza a la gran burguesía dominante, que hará lo inimaginable por no perder sus preciados privilegios.

Por eso es muy sospechoso que en momentos cuando el sistema Capitalista ha entrado al último nivel de su fase última del Imperialismo: Capitalismo Monopolista de Estado, se tenga que poner frente a nuestras narices el terror de una posible “pandemia mundial”.

Los Medios de Difusión Masiva están representando la principal carta dentro del presente movimiento de piezas. No se podrían concebir movimientos tan “exitosos” -como se están presenciando-, sin la ayuda de estos. La eficacia de los mismos da una idea del fuerte vínculo existente entre estos y las Masas.

Toda “información seria” que salga de los Medios de Difusión Masiva es aceptada sin reparos como una fuente creíble por los que están “habituados” a recibir dichas “informaciones”. Por ello, cuando se nos presentan hechos muy “fuera de lo común”, los primeros en tragar las explicaciones gubernamentales dentro de sociedades marcadamente controladas o capitalistas, serán las Masas. Y no porque sean estúpidas, la gente no es estúpida. Lo que sucede es que han sido acostumbradas a tener un ritmo de vida consumista que rinde culto a lo superficial, a lo material, a los centros comerciales, a las distracciones, etc. Le quitas el “pan de cada día” y puede que entre en convulsión. El culto al desarrollo intelectual se acostumbra a mantener lo más lejos posible. Al vulgo se le convence de que leer periódicos, revistas o “best seller” ayuda a “cultivar” su mente o “a culturizarse”.

En definitiva al vulgo se le acostumbra a no expresar sus críticas, a no verbalizarlas, plasmarlas ni a desarrollarlas. Tienen incrustado en sus cabezas de que quienes tienen el derecho de opinar y expresar o verbalizar sus críticas son lo que han tenido cierta formación “superior”, ocupar cierto cargo “especial” o el adjudicarse cierta “distinción”. Ven como a una especie de “patrón” a quienes acostumbran a mandar desde sus posiciones de “poder” y al que hay que obedecer.

Con suma facilidad los Medios de Difusión Masiva crearán los ambientes apocalípticos que se les ocurran. Las Masas caerán como moscas en su salsa.

Y nuestra responsabilidad, como fuerzas avanzadas, para con las Masas es contribuir a romper con las burbujas de la ignorancia. Más que una responsabilidad es un deber. Más aún cuando la gran burguesía capitalista está llevando este tipo de campaña desesperada por no perder sus privilegios.


De la Alarma a la Confusión

De la Alarma inicial se ha pasado a la Confusión. Al pretender cambiar el nombre “virus de la Gripe Porcina” a “virus de la Influenza Humana” o “Influenza A H1N1” se está dejando en claro un movimiento de pieza que sencillamente busca confundir. Por una parte se buscará seguir denominado “Gripe Porcina” al “extraño virus” y por otra parte se buscará imponer aquello del “virus de la Influenza Humana” o “Influenza A H1N1”.

¿Cuál era el mensaje que se nos quería transmitir con el cambio de concepto o nombre? ¿Qué se nos quiso decir con la aparición del nuevo concepto? ¿Se nos quiso hacer creer que los muertos por la “gripe porcina” se trataban de unos pequeños casos y que la mayoría de los muertos ha sido por el nuevo concepto o nombre a utilizar: “virus de la influenza humana” o “Influenza A H1N1?

Pues existe el “sentido común”. Y el “sentido común” nos dice que “nuestras autoridades” nos quisieron confundir más de lo que ya estábamos.

(Nota 2: La explicación oficial del OMS para que se cambiara de nombre se debió a presiones de la industria de productores de carne y la preocupación de los gobiernos. La explicación oficial del gobierno de México fue que había que cambiarle el nombre porque la O-M-S lo exigía así, no entraban en detalles.)

Alarmar y Confundir es una vieja fórmula habitual y eficaz para controlar a las masas. México y el mundo occidental están siendo conducidos disciplinadamente bajo la sinfonía propagandística del control.

¿Después se empezará a utilizar aquella frase de que “todo está controlado”, para que volvamos a la tranquilidad, después de que se hayan ajustado silenciosamente los mecanismos de Control Social en beneficio de las clases dominantes? Después de los 5 días paralizados en México, ¿nos piensan decir que el “extraño virus” ya no es tan “grave” como se nos dio a entender? ¿Piensan reactivar la Alarma para cuando se presente una nueva estación, como el invierno, con sus vaticinios de que se produciría un “rebote” el cual aumentaría los casos con el “extraño virus”?


Esto huele a Podrido

La famosa “Gripe Porcina” huele a podrido… El pueblo mexicano primero es alarmado con la supuesta cifra de los “152 muertos” por la Gripe Porcina. Luego serían 20 las muertes “confirmadas” por el virus de la gripe porcina, para luego terminar en 7 muertos “confirmados”. Y los demás entonces ¡¡¡¿de qué han muerto?!!!

Por otro lado, el mundo es alarmado con los llamados “casos sospechosos”, de tantas cifras determinadas, para luego difundir la “baja de casos sospechosos” como una forma, quizá, de tranquilizar a los que ya han sido alarmados.

Y, curiosamente, nos hablan de casos en Occidente con sus mapitas de supuestos “contagiados”, pero no nos hablan de lo que pasa en África o Asia. ¿A caso nadie viaja para aquellos lados? Lo único que sabemos de Oriente es que un dictador le dio por querer “sacrificar” a la población porcina.

Únicamente los países con fuertes intereses en juego, que se han beneficiado enormemente con las “recetas” capitalistas, serán los que entren a participar en el presente espectáculo, especialmente diseñado para las Masas. Difícilmente habrán de entrar países antagonistas al imperialismo capitalista.

Y si todo esto no huele a podrido ¿entonces a qué huele?


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Elegant de BlogMundi