domingo, 25 de abril de 2010

La posible agresión militar estadounidense a Venezuela podría estar más cerca de lo inimaginable


Por: Níkolas Stolpkin

“No te ilusiones con que el enemigo puede no venir, sino estate preparado para enfrentarte con él. No te ilusiones con que el enemigo no te atacará, sino, más bien, haz de tal forma que seas inatacable. Es una regla fundamental del arte de la guerra.”

Sun Zi

El Arte de la Guerra

Mucho se ha especulado hasta ahora sobre la posible invasión o agresión militar estadounidense a Venezuela. Si bien no se ha concretado aún, todo indica que las posibilidades son reales. A diferencia de Cuba, que también se ha llegado a especular sobre lo mismo, Venezuela en la actualidad representa lo que en una época Cuba representó para EEUU.

Hoy Cuba no es aquel país “exportador de revolución” que muchos conocieron, al contrario, es hoy un manantial de experiencia, conocimiento e ideas. Sobre Venezuela en cambio, se debe señalar que es innegable la influencia que está ejerciendo hoy la Revolución Bolivariana en América Latina y el Caribe.

Venezuela no es cualquier país. Estamos hablando de una potencia mundial en lo que se refiere a los Recursos Naturales (gas, petróleo, etc.) y a las Transformaciones Políticas y Sociales.

La historia imperial de EEUU demuestra que el uso de la fuerza militar difícilmente se habrá de descartar mientras existan enormes intereses en juego.

Hoy la “manzana podrida” la personifica Venezuela y su Revolución Bolivariana. Por lo que no es de extrañar los inmensurables esfuerzos del Imperialismo Norteamericano por detener dicho efecto en América Latina.

La opción de un Golpe Estado ya quedó demostrado su fracaso en Abril del 2002. Lejos de haber disminuido el apoyo popular a la Revolución Bolivariana, el proceso se ha ido profundizando y adquiriendo mayor fortaleza en cuanto a la ORGANIZACIÓN y la CONCIENCIA REVOLUCIONARIA en las Masas, y todo a pesar de la existencia del terrorismo mediático todavía existente en Venezuela.

Por tanto la opción de una agresión militar por parte de EEUU, como último recurso, cada día se hace más evidente. Las señales en el horizonte dan cuenta de ello.

Señales contundentes en el terreno militar:

-La activación de la IV Flota (Abril, 2008).

-Las 7 bases militares estadounidenses en Colombia (Octubre, 2009) que se suman a las bases estadounidenses que ya estaban en Aruba y Curazao (Noviembre, 1999).

-Los más de 20 mil soldados estadounidenses desplegados en Haití, después de ocurrido el terremoto (desde Enero, 2010).

Señales contundentes en el terreno político e ideológico:

-La gira por América Latina de Hillary Clinton, Secretaria de Estado de EEUU (Marzo, 2010).

-La gira por América Latina de Arturo Valenzuela, Secretario de Estado Adjunto de EEUU para el Hemisferio Occidental (principios de Abril, 2010).

-La gira por América Latina de Robert Gates, Secretario de Defensa de EEUU (la tercera semana de Abril, 2010), después de haber firmado con Brasil un acuerdo para “profundizar y ampliar” las relaciones entre ambos ejércitos.

-Los documentos del Comando Sur (USSOUTHCOM) y del Comando de Movilidad Aérea (AMC).

Venezuela no en vano de un tiempo a esta parte se ha venido fortaleciendo en el aspecto militar. La conciencia de que EEUU pueda utilizar la opción militar juega un factor importante en lo que se refiere a la defensa nacional de Venezuela. Y todos sabemos bien que “es mejor prevenir que curar”.

No obstante las debilidades de la Revolución Bolivariana pueden quizá no notarse dentro del seno de la revolución misma, sin embargo esas debilidades -que existen-, podrían ser más notorias mientras la amenaza militar de EEUU se haga más presente.


Debilidades de la Revolución Bolivariana:

1.- PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela). El PSUV podría no tener ningún inconveniente mientras no exista un terreno hostil donde se pueda desenvolver. Pero sucede que al entrar en un terreno de amenaza militar externa las condiciones particulares cambian o necesariamente deben cambiar para la propia sobrevivencia del Partido.

Sin el carácter Marxista-Leninista o de cualquier instrumento que llegue a imponer a la fuerza la Dictadura del Proletariado, estará sencillamente condenado a fracasar en condiciones extremadamente amenazantes. Por tanto, las condiciones actuales OBLIGAN a adquirir el instrumento universal de los pueblos oprimidos contra la amenaza del Imperialismo Capitalista.

Y más aún: si pretendemos cambiar una Formación Socioeconómica Capitalista por una Formación Socioeconómica Socialista, no esperemos a una clase dominante burguesa quedarse de brazos cruzados, porque harán hasta lo imposible por querer tener de vuelta todos sus privilegios.

Un Partido como el PSUV y su importancia añadida, que viene ya teniendo dentro del mismo Proceso Revolucionario, sin carácter Marxista-Leninista el Partido lamentablemente no va a tener suficiente espacio para poder REACCIONAR para cuando la agresión militar externa ya esté consumada.

En cambio el sello Marxista-Leninista da el carácter, disciplina e inteligencia suficiente para anticiparse a los hechos, y por tanto puede y tiene suficiente espacio para poder REACCIONAR ante una agresión militar externa.

Las condiciones actuales en las que se encuentra la Revolución Bolivariana en Venezuela demostrarán nuevamente la vigencia que tiene el Marxismo-Leninismo, o llámese como se llame (porque al final todo instrumento que quiera por la fuerza imponer la Dictadura del Proletariado siempre será Marxista-Leninista, aunque algunos desearan ponerle miles de nombres o miles de vestiduras).

Una cosa es el hacer transformaciones profundas desde DENTRO de una Formación Socioeconómica Capitalista y otra muy distinta es ENFRENTAR a las fuerzas que han sostenido dicha Formación Socioeconómica.

2.- Medios de Difusión Masiva. Los Medios de “comunicación” tanto privados como seudo-revolucionarios juegan un papel muy elevado y significativo en cuanto a la fortaleza del enemigo y, a su vez, sabemos bien que juegan un papel muy irresponsable frente a las Masas. Toda esa significancia logra adquirir mayor preponderancia en un escenario exorbitantemente hostil.

Y en dicho escenario donde se pueda evidenciar una futura agresión militar externa, los Medios de Difusión Masiva Capitalistas pasarían a ser elementos que DEBERÍAN formar parte de una lista negra de enemigos declarados del pueblo y ser debidamente SUPRIMIDOS. Lo mismo con los medios seudo-revolucionarios.

En un contexto de cercana agresión militar, el control de las comunicaciones pasa a ser un acto fundamental y cardinal en defensa de la soberanía nacional y de la Revolución Bolivariana. Y sólo podrían haber dos caminos: el control paulatino de los medios a través de leyes que conduzcan a un escenario propicio en defensa de la Revolución Bolivariana o bien el control directo de los medios a través de la fuerza revolucionaria.

3.- Modo de Producción Capitalista. La fuente de poder de la burguesía se encuentra en su Poder Económico (los medios de producción, la propiedad privada que ostentan, etc.). Nunca la burguesía habrá de aceptar que un Modo de Producción Socialista se imponga sobre el Modo de Producción que los llena de satisfacción. Por lo que buscará todas las formas necesarias para no perder los privilegios que han mantenido por años.

La fuerza contrarrevolucionaria proviene principalmente de esa burguesía capitalista que ve cómo pierde poco a poco sus privilegios. Y no dudarán en ejercer en algún momento la fuerza desesperada contra las fuerzas revolucionarias si las opciones están disponibles.

La Revolución Bolivariana debe señalar bien a los enemigos del pueblo y expropiar lo que debe estar al servicio del pueblo bolivariano (que al final de cuentas, todo lo obtenido por esta clase dominante lo ha obtenido robando a la clase explotada, lo ha obtenido gracias al sudor de la clase trabajadora, a través de las leyes que los privilegiaban, saqueos, violencia, etc).

En tiempos de agresión militar se deben SUPRIMIR, de una vez por todas, los privilegios de la clase explotadora y anular a su vez toda fuerza contrarrevolucionaria. No puede haber acuerdos de ningún tipo con la burguesía capitalista. Hay que dejar en claro a la burguesía criolla e internacional que el pueblo bolivariano es el que está ahora con el control de su destino.

Probables debilidades:

1.- Preparación militar. Desconocemos el terreno en cuanto a la preparación militar tanto de los uniformados profesionales como de los civiles en cuanto a poder recibir una agresión militar externa. Existen señales positivas como la Milicia Bolivariana que se traduce bien a un pueblo listo para defender la Revolución Bolivariana. O la flexibilidad en cuanto a los Consejos Comunales para en un momento dado defender el territorio nacional ante cualquier agresión extranjera. Pero así como está definido por ejemplo los Comité de Defensa Integral debiera existir la Preparación Militar Integral.

Los defensores de la Revolución Bolivariana deben estar debidamente instruidos: primero, en la disciplina militar y la lucha cuerpo a cuerpo; segundo, en el manejo óptimo de diversos armamentos junto a su debido mantenimiento (arme y desarme, limpieza, etc.); tercero, en el arte de la sobrevivencia en condiciones extremas; cuarto, manejo de ciertos conocimientos puestos en práctica en cuanto a la defensa militar, primeros auxilios, manejo de explosivos, etc.; quinto, guerra de guerrillas (tanto en terreno urbano como en terreno selvático).

2.- Conciencia en la Masa de una posible agresión o invasión militar externa. Ante las señales de una posible agresión militar el Pueblo Bolivariano debe estar conciente de lo que aquí se juega. El espíritu Revolucionario-Bolivariano debe tratar de estar en cada rincón, en cada esquina, en cada colegio, en cada universidad, en cada lugar de trabajo, en cada oficina, en cada pared, en cada casa, en cada ciudad, en cada campo, en cada papel impreso etc.

El espíritu Revolucionario-Bolivariano debe inundar de orgullo a cada venezolano que esté dispuesto a luchar por lo que se ha logrado. Las Masas en tal estado no hay que pedirles que defiendan la Revolución Bolivariana, ya que al estar concientes del peligro que podría significar una agresión militar foránea están o estarán predispuestos a defender la Revolución Bolivariana sin la necesidad de reunirlos.

El pueblo debidamente instruido y organizado serán los primeros en salir a defender el territorio venezolano y la Revolución Bolivariana ante una agresión militar extranjera.

3.- Preparación de las Masas en caso de agresión militar externa. ¿Cuál habrá de ser el comportamiento de las Masas ante una agresión militar? ¿Están debidamente preparados y organizados ante una agresión militar? Los ciudadanos venezolanos no pueden quedar descolocados ante una situación de tales características, y menos aún si están concientes de las posibilidades reales de una agresión militar por parte de una fuerza extranjera.

Tal como en algunas partes se preparan a los ciudadanos ante los peligros de la naturaleza (ejemplo: tsunami), o en caso de incendios, los ciudadanos venezolanos y el pueblo bolivariano deben estar preparados ante un probable bombardeo o bombardeo de propaganda.

Los refugios antiaéreos deben estar en cada escuela, en cada universidad, en cada plaza, en cada lugar de trabajo, etc.

Debiera haber, por tanto, simulacros permanentes, de vez en cuando, para hacer uso de los mismos refugios antiaéreos. Pero el pueblo venezolano no puede ni debe quedar a la deriva.

Es de vital importancia el funcionamiento de sistemas de alarma en zonas densamente pobladas, en caso de agresión aérea. Dichos sistemas deben, por supuesto, estar interconectados con los sistemas de radares de defensa antiaérea.

El más grande tesoro de la Revolución Bolivariana es su pueblo, y no lo debemos nunca olvidar.

4.- Armas y equipos militares. Un enemigo tan poderoso como el ejército estadounidense debe ser mirado con mucho respeto. No hay que subestimar al enemigo. Estamos hablando de la mayor potencia militar en la actualidad. Pero aún así el pueblo bolivariano venezolano no debe amilanarse ante tamaño enemigo. El ejemplo más claro lo tenemos con lo sucedido en Vietnam. El invasor se tuvo que ir al final con el rabo entre las piernas.

La superioridad aérea del enemigo obliga por lógica a fortalecer el sistema de defensa antiaéreo. Y es precisamente por donde habrá de empezar la agresión, si la hubiera: explotando las mayores debilidades del ejército agredido.

Las armas y los equipos militares, ante un agresor tan superior, militarmente, deben estar enfocados primordialmente en la Defensa. De nada servirá potenciar algo si no logra constituir amenaza alguna al ejército agresor. Ostentar lo que no se tiene ante el enemigo demuestra clara debilidad. Al enemigo hay que darles “sorpresas”, hay que confundirlos, desgastarlos, desorientarlos, etc. No hay que decirles de ningún modo: “esto es lo que tengo, ni te acerques”.

5.- La reacción de los países “amigos”. Ante una agresión militar extranjera contra la patria bolivariana de Venezuela ¿cuál habrá de ser la posición al respecto de los países autodeclarados bolivarianos, o bien pertenecientes al ALBA? ¿Se habrá de tomar una posición activa o pasiva? ¿Qué países podrían dar o haber dado ya su compromiso activo en contra de cualquier agresión militar contra Venezuela? ¿Hasta dónde podría llegar el compromiso activo de una nación en contra de una agresión militar contra Venezuela? ¿Qué medidas se habrán de tomar tanto a nivel interno como externo para presionar la salida inmediata del invasor? ¿Se podría estar con la capacidad para atacar al invasor desde un país “amigo”?

Una probable fecha para la invasión

Todo podría indicar que solamente faltaría la fecha de agresión militar. Podría muy bien ya estar puesta o, aún todavía, estar estudiando el momento y las condiciones propicias para ello. Solo cabe especular. Pero de algo debemos estar seguros: la invasión militar estadounidense va de cualquier forma y hay que estar alerta a cada movimiento sospechoso.

Estando la fecha lista, sólo hay que esperar a ver cómo se “afila” nuevamente la hoja del “cuchillo”, con mentiras y falsedades propagandísticas contra Venezuela y su Revolución Bolivariana, y el día del “corte” será el día del “asado”.

Todo podría comenzar con una pieza de distracción, de la misma forma como Israel atacó al pueblo palestino en Gaza cercano a un año nuevo (2009). Y esa pieza de distracción bien podría ser un ataque militar, de consecuencias insospechables, de Israel a la República Islámica de Irán. Dichas piezas de distracción sirven de “colchón” para poder amortiguar una “caída” violenta.

Un ataque estadounidense a Irán significaría anular o posponer una agresión militar a Venezuela. EEUU sabe bien que un ataque militar a Irán y su posterior invasión les traería muchas dificultades. Y lo que significa Venezuela para el Imperio Norteamericano es mucho más de lo que podría significar Irán.

Irán no significa ninguna “manzana podrida”. Para EEUU la Revolución Bolivariana sí significa una “manzana podrida”. Y qué podría ser mejor si la matriz, Venezuela, posee una de las mayores reservas de petróleo y gas que existen en el mundo. ¿EEUU dejaría a un país revolucionario y bolivariano, con la visión que proyecta en Latinoamérica, desarrollarse tal como se ha desarrollado Brasil, llegando a ser una potencia económica mundial?

Pero la mayor pieza de distracción, y que hay que estar muy atentos sin bajar la guardia, se trataría del Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010 (entre el 11 de Junio y el 11 de Julio).

Lo de Israel e Irán podría muy bien significar una pieza ADICIONAL de distracción mientras EEUU hace lo suyo (Irán no tiene ninguna participación en el Mundial).

Venezuela, hay que recordar, no va a tener presencia en el Mundial, ni como equipo ni en forma de arbitraje, por lo que difícilmente se podría sabotear el Mundial.

¿Qué países podrían sabotear el Mundial como símbolo de rechazo a una agresión militar a Venezuela? ¿Chile? ¿Uruguay? ¿Paraguay? ¿Brasil? ¿Argentina? ¿México? ¿Honduras?

¿Qué país o qué países latinoamericanos podrían mandar una contundente señal de rechazo contra una posible agresión militar a Venezuela?

SOCIALISMO O MUERTE!!!

http://stolpkin.net/

martes, 13 de abril de 2010

Venezuela: El Pueblo Bolivariano en Armas ¡¡¡Viva la Milicia Bolivariana!!!


Por: Nìkolas Stolpkin


Con la conmemoración del 13 de Abril, el pueblo venezolano le ha enviado un claro mensaje a la oligarquía criolla y al imperialismo norteamericano: piénsenlo bien si lo que buscan es sabotear o derrocar a la Revolución Bolivariana, ya sea con un nuevo golpe de estado o por medio de una invasión extranjera.


El Pueblo Bolivariano hoy está más conciente y organizado que ocho años atrás. Todo lo construido hasta ahora está bien cimentado con valor, sudor y sangre.


Un nuevo golpe de estado sólo podría amplificar lo ocurrido un 13 de Abril del 2002. La diferencia con aquel 13 de abril es que ahora no va a haber un pueblo con la fuerza de su palabra que saldrá a las calles, esta vez va a haber un pueblo con la fuerza de las armas. Con la fuerza de su fusil, con la fuerza de las Masas Organizadas, con la fuerza de la Conciencia Revolucionaria que inunda cada rincón de Venezuela y que ilumina con esperanzas a toda América Latina.


Y aunque quieran silenciar o minimizar los logros de la Revolución Bolivariana, por medio de la Gran Prensa Capitalista, no podrán frenar el avasallante avance de las Masas organizadas y su conciencia revolucionaria que inundan de color y gloria a toda la patria bolivariana venezolana.


¿Dónde está la Gran Prensa Capitalista que esconde el rabo cuando los hijos de Bolívar llenan las avenidas con entusiasmo y alegría, con valor y sangre combativa?


¿Dónde está la Burguesía que cierra los ojos y tapa sus orejas cuando los hijos de Bolívar hacen temblar las plazas y avenidas con entusiasmo y alegría?


Pues sepan que Simón Bolívar ha regresado y empuña esta vez un fusil, y está en cada bolivariano con conciencia revolucionaria y debidamente organizado para decirles a los enemigos del pueblo que la Revolución Bolivariana no la va a parar nadie y si hay que morir por ella pues por ella moriremos, pero ya jamás seremos esclavos de sus oscuros deseos y alcanzaremos muy pronto la verdadera Independencia en Venezuela que se regará por toda América Latina hasta alcanzar la Patria Grande que tanto soñó Bolívar.


SOCIALISMO O MUERTE!!!


http://stolpkin.net/

viernes, 2 de abril de 2010

Colombia: Frank Pearl ¿“Alto Comisionado para la Paz”?


Por: Nìkolas Stolpkin




Las declaraciones emitidas por el “Alto Comisionado para la Paz”, Frank Pearl, el día que fueron recibidos los restos del capitán Julián Ernesto Guevara, demuestran la incapacidad del gobierno colombiano para tratar el tema del Intercambio Humanitario. Con sus penosas declaraciones, prepotentes y arrogantes, deja en claro la posición intransigente que seguirá teniendo el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.


El título de “Alto Comisionado para la Paz” simplemente es un chiste de mal gusto. Frank Pearl no es más que una extensión uribista dentro de todo este escenario.


Señalar a los prisioneros de guerra como “secuestrados” es realmente poco serio e intenta darle una mirada y una connotación grosera con su labia meramente propagandística.


¿Desde cuando a los prisioneros de guerra hay que llamárseles “secuestrados”? A muchos de nosotros nos gustaría que ese señor pudiera definir lo que es un prisionero de guerra y lo que es un secuestrado.


Al definir a los prisioneros de guerra como “secuestrados” simplemente se está haciendo uso de la propaganda del Estado colombiano. Si de esa manera nos queremos sentar en la mesa a poder lograr un “Acuerdo Humanitario” esa no es la manera.


Claramente debe haber aquí un cambio de lenguaje de parte de la principal parte involucrada (el gobierno y el Estado colombiano), de las estructuras de influencia (prensa, iglesia, etc) y de los familiares de los prisioneros de guerra. Si no cambiamos el tipo de lenguaje entonces no se habrá de llegar a buen puerto y seguiremos estando lejos de alcanzar cualquier acuerdo.


Muchos sabemos lo que significa el acto mismo del secuestro. Nuestras sociedades saben bien el significado cuando se refiere al secuestro, un acto calificado como “delictivo”. Pero sucede que en Colombia existe un conflicto armado de más de medio siglo, una guerra que el Estado colombiano intenta por todos los medios ocultar y que no habrá de acabar por un simple Intercambio Humanitario; y, por otro lado, existe un Estado que intenta transmutar conceptos para usos meramente propagandísticos.


Para el Estado colombiano no existe una guerra ni existen guerrillas, existe “Terrorismo” y existen “Terroristas”.


Los prisioneros de guerra tampoco existen, se habla de “secuestrados”.


¿Con un lenguaje de esa calaña, se podría avanzar en algo?


Para el gobierno colombiano todo se traduce a propaganda, no existe una sincera voluntad política para dar pasos de entendimiento entre las partes. Su proceder sólo ha sido únicamente el de acabar con el contrincante. ¿Cuál habrá de ser la nueva jugada sucia del Estado colombiano para no llegar a algún acuerdo con las FARC-EP?


Ya que no les resultaron las acusaciones de “violar el protocolo”, ¿se estaría fraguando señalar que los restos de Julián Ernesto Guevara no corresponderían a los restos entregados por las FARC-EP?


Frank Pearl pareciera vivir en el “país de las mil maravillas”. El concepto inadecuado que tiene del “secuestro” lo tiene bien detallado y estudiado: “El Secuestro pretende destruir a las personas, dividir a las familias y fragmentar a la sociedad. Los secuestradores quieren destruir a los secuestrados. Les arrebatan su libertad y su dignidad. En medio de su cobardía, el secuestro agrede, el secuestro humilla, el secuestro viola la intimidad. Y los secuestradores pretenden matar en vida a los secuestrados y sus familias. El secuestro no tiene absolutamente ninguna justificación. Y por eso debemos acabarlo.”


Al omitirse la definición de prisioneros de guerra sencillamente se está desconociendo la existencia de una guerra.

Pretender instalar, además, al “Secuestro” como la “tormenta de los mil demonios” también es desconocer la existencia del Terrorismo de Estado existente en Colombia. Pero para este “respetable” “Alto Comisionado para la Paz”, Frank Pearl, pareciera ser que el Terrorismo de Estado es una obra ficticia de “gente mal intencionada”. Ya nos gustaría a muchos que este señor definiera con el mismo ímpetu el Terrorismo de Estado que existe en Colombia como sí lo hace con el concepto inadecuado que tiene por “secuestro”.


¿Este “Alto Comisionado para la Paz” está conciente de los fuertes vínculos del paramilitarismo con las estructuras del Estado colombiano? ¿Está conciente de los aproximadamente 8,000 presos políticos en las cárceles colombianas? ¿Está conciente de los asesinatos, violaciones, desplazamientos, torturas, desaparecidos, masacres, humillaciones, amenazas, etc., contra el pueblo colombiano que ha venido cometiendo el Estado colombiano junto con la extensión encubierta del paramilitarismo desde hace ya años? ¿Está conciente de la enorme impunidad existente en Colombia? Y así y todo el señor es un “Alto Comisionado para la Paz”.


Frases como: “El secuestro no tiene absolutamente ninguna justificación. Y por eso debemos acabarlo.” ó “Tenemos que fijarnos el propósito de acabar con el secuestro en Colombia. El Gobierno del presidente Uribe ha sido clave en este avance. En estos últimos siete años hemos acabado el 90% del secuestro en Colombia.”, sólo indican una cosa de la boca de un “Alto Comisionado para la Paz”: significa más guerra contra el sufrido pueblo colombiano. Significa que el Intercambio Humanitario difícilmente podrá llevarse acabo. Significa la casi nula voluntad política para tratar temas como el Intercambio Humanitario.


Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejercito del Pueblo (FARC-EP) ya han cumplido con su palabra, empeñada a principios del 2009, con la entrega de los prisioneros de guerra el soldado profesional Josué Daniel Calvo y el cabo Pablo Emilio Moncayo, además de la entrega de los restos del capitán Julián Ernesto Guevara. Ahora corresponde avanzar para que el Intercambio Humanitario se haga realidad. Existe la voluntad política departe de las FARC-EP. Ahora falta que se concretice con hechos la voluntad política por parte del gobierno colombiano para que se pueda concretar el Intercambio Humanitario.


http://stolpkin.net/


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Elegant de BlogMundi