miércoles, 17 de julio de 2013

[Chile] Pablo Longueira baja candidatura presidencial ¿La Derecha habrá entrado en razón motivados por razones de “orden mayor”?



Por: Níkolas Stolpkin

Todo podría estar indicando que la Derecha pos primarias está entrando en razón. Una cosa es el “respaldo” que se pudiera tener en el electorado y otra cosa muy distinta es el respaldo que se pudiera tener dentro de los grandes círculos económicos nacionales.


Laurence Golborne fue bajado por decisión política de un partido y lo más probable es que Pablo Longueira haya sido bajado por decisión política de un sector de la élite empresarial chilena. A estas alturas se hace muy difícil creer en que la bajada de Pablo Longueira haya sido por motivos “personales”, teniendo en cuenta que la propia UDI, sin ninguna vergüenza, antes había bajado la opción de Laurence Golborne.

Deberíamos apostar a considerar que dentro de la UDI existe el “sentido común”. Una decisión “personal” con el recuerdo aún fresco de la salida forzada de Laurence Golborne, sería un tanto desatinado por parte de un miembro que representa al mismo partido. Por lo que no hay que descartar una decisión proveniente del gran círculo empresarial.

¿Una “depresión” la causante de la salida de un candidato a la presidencia? Ese cuento que se lo trague el vulgo.

Lo cierto es que pronto sabremos quien será el nuevo “elegido” por la Derecha Conservadora. Si la tesis de que Pablo Longueira fue bajado por razones de “orden mayor”, lo más seguro es que el nuevo candidato sea Andrés Allamand.

Pablo Longueira a simple “vista” no estaba como para hacerle peso a la candidatura de Michelle Bachelet ni menos para hacer de “bufón de la corte”. Andrés Allamand, en cambio, puede ser una buena elección, ya que su lenguaje tiene menos, o nulos, rasgos de la “guerra fría”, posee un “peso ideológico” de gran envergadura y, por último, podría darle un mejor “espectáculo” a la élite chilena, si es que llegara a ser presidente.

Sería un suicidio político definir a Evelyn Matthei como candidata por parte de la UDI y que pudiera ser compartido con RN; o, peor aún, optar por Laurence Golborne después de que la UDI le obligara a hacer un “gesto noble” que llegó hasta dar “pena”.

Ahora el “gesto noble” le corresponde hacer a la UDI. La UDI debiera aceptar la candidatura de Andrés Allamand, sin “lloriqueo”, si los intereses de su coalición están primero.

La servidumbre cuando se trata de razones de “orden mayor” lo natural es que termine “agachando el moño”.

-- 
Níkolas Stolpkin

Analista político nacional e internacional - Political Analyst - Crítico de política y Cultura Contemporánea - AUTODIDACTA



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Elegant de BlogMundi