lunes, 9 de septiembre de 2013

En el mes del perdón, el Estado de Chile se hace parte



Por: Níkolas Stolpkin

Ya que últimamente hemos sido testigos de algunos gestos por parte de la derecha chilena, comenzando con el senador UDI Hernán Larraín, el Estado declara:

- Pedimos perdón por conservar aún el gran engendro de la dictadura militar: La Constitución de 1980.


- Pedimos perdón por la tendencia de achicarnos en dictadura y seguirlo haciendo más aún en Democracia.

- Pedimos perdón por haber preferido hacernos cargo del 30% del cobre chileno y que el 70% restante quede en manos privadas, tanto nacionales como extranjeras.

- Pedimos perdón por haber amarrado a los chilenos al sistema de AFP y a las ISAPRES que con el sudor de los trabajadores siguen llenando los bolsillos del interés particular.

- Pedimos perdón por mantener privatizada la Educación y por hacernos cargo simbólicamente de la misma.

- Pedimos perdón por mantener privatizada el Agua y permitir que le sigan metiendo flúor, según para evitar caries y no para embrutecer a nuestros niños y bajar su C.I.

- Pedimos perdón por mantener privatizada la energía eléctrica y que los consumidores sigan aceptado alzas de precios de buena gana.

- Pedimos perdón por hacernos cargo simbólicamente del servicio de salud pública y que muchos chilenos, con opciones de elegir, se vean obligados a optar por el sistema de salud privado.

- Pedimos perdón por permitir que el mar chileno sea prácticamente de nueve grupos económicos y humillar aún más a nuestros pescadores artesanales.

- Pedimos perdón por seguir dejando a los intereses privados hacer lo que les venga en gana y llamarles la atención simbólicamente para que nuestros ciudadanos crea que “las instituciones funcionan”.

- Pedimos perdón por dejar que los Medios sigan embruteciendo a nuestros jóvenes y sigan manipulando la información que llega al ciudadano, para el beneficio del interés particular.

- Pedimos perdón por estar (El Estado) a la medida perfecta para que el modelo Neoliberal pueda libremente desenvolverse.

- Pedimos perdón por permitir que las farmacias, supermercados o empresas de buses interurbanos sigan coludiéndose con los precios de ciertos productos o servicios y sigan perpetuando el abuso a los consumidores.

- Pedimos perdón por seguir permitiendo que el interés particular siga abusando de los consumidores y que sólo podamos intervenir cuando no quede otra más que intervenir para que sigan creyendo que “las instituciones funcionan”.

- Pedimos perdón por seguir permitiendo que los ladrones mediocres sigan llenando las cárceles chilenas y los ladrones de “cuello y corbata” sigan “saliéndose con la suya”, al no permitirles conocer las condiciones de cárcel de los delincuentes mediocres.

- Pedimos perdón por permitir que se firme TLCs con países extranjeros a espaldas del ciudadano y en desmedro de pequeños productores o nuestra industria nacional.

- Pedimos perdón por permitir que nuestros senadores y diputados tengan sueldos “mínimos” equivalentes a lo que un trabajador con salario mínimo podría obtener dentro de todo un año o más.

- Pedimos perdón por permitir que los violadores a los DDHH hoy muchos estén libres o en cárceles de lujo con los beneficios que un delincuente común difícil podría tener.

Hoy en esta fecha muy especial pedimos perdón, lo que no quiere decir que queramos arrepentirnos.

No nos engañemos. Pedimos perdón pero seguimos manteniendo nuestro actual orden de cosas a menos que nos veamos obligados a maquillarnos.


Sólo pedimos que sigas como estás: trabajando, estudiando, consumiendo, divirtiéndote, endeudado, abusado, etc, pero tratando lo más posible de no dar problemas para que no nos veamos obligados a que puedas chocar con la fuerza del Estado.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Elegant de BlogMundi